LO ULTIMO

 

domingo, 24 de noviembre de 2013

Pacquiao venció por decisión unánime al estadounidense Brandon Ríos.

El mundo del boxeo lo dio por muerto. Tras el terrible KO que sufrió en diciembre del año pasado ante el mexicano Juan Manuel Márquez, Manny Pacquiao desapareció de la escena por un largo tiempo. Era hora de cuidar su cuerpo, después de un brutal golpe que lo afectó físicamente. Pero el filipino demostró que no sólo logró recuperar el cuerpo, sino también su cabeza y personalidad. Pacman tiene alma de campeón. En una pelea muy esperada, superó por decisión unánime al estadounidense Brandon Ríos, en Macao China, por la categoría welter. Las tarjetas: 120-108, 119-109 y 118-110.

Velocidad, ritmo y fortaleza física para dominar a un rival peligroso y fuerte aunque lento y con falta de ambición. Pacquiao tuvo algunas secuencias brillantes en las que pareció regresar a sus épocas doradas. Más allá de que, a los 34 años, no es el mismo boxeador, volvió a demostrar que tiene un talento único. Las formas del flipino marcan una gran diferencia. Entiende al deporte como pocos: se trata de golpear y no dejar golpearse.

¿El rival de Pacquiao era perfecto para que se luciera? Es posible. Bob Arum, promotor del combate, es un viejo zorro que no dejaría que su mejor boxeador quedara definitivamente devaluado. Pero, por otro lado, el filipino, de 55 victorias, tres derrotas y dos empates, se encargó de dar una imagen lúcida, enérgica y esperanzadora. Golpeó rápido y efectivo. Afectó a un rival demasiado lento y estático.

Pacquiao no tiene ningún título de peso pero esa situación no influye en nada. Tiene la jerarquía y popularidad necesaria para enfrentarse a cualquiera. Aunque probablemente no sea el mismo combate que lo que hubiera sido hace cuatro años, dejó la certeza de  que puede medirse contra los mejores. ¿Mayweather? Sería una extraordinaria oportunidad de cerrar una cuenta pendiente enorme.

Lo cierto es que son dos especies de divas que siempre impusieron dificultades para arreglar combates. El hecho de que peleen para diferentes cadenas de televisión (Floyd, para Showtime, Manny, para HBO) es el primer escalón para una negociación que parece casi imposible. En esta altura, el estadounidense, que viene de bailar al mexicano Canelo Álvarez, no tiene muy en claro quién puede ser su próximo rival. Lo único que tiene en claro es que debe justificar los millones de dólares que gana gracias a Showtime.

"Quise volver a ser el joven Manny Pacquiao y creo que lo logré. Se lo dedico a todos los compatriotas que sufrieron con el tornado de Flipinas. Los quiero mucho", dijo tras la pelea. Y agregó: "Quiero volver a pelear en Estados Unidos. Quiero volver a Las Vegas".

Informate con " "

Radio La Voz del Norte. Todas las noticias en Radio y TV en directo. Siga la actualidad informativa en RVN, en www.radiolavozdelnorte.com

Publicar un comentario

 
Copyright © 2017 RVN
Estelí-Nicaragua RVN © RADIO LA VOZ DEL NORTE . | RVN