LO ULTIMO

 

jueves, 16 de enero de 2014

Inexistencia de bolsas de aire en los vehículos en Nicaragua.


.* | Opinión: Me desayuné hace pocos días con una noticia propia de películas de terror. Con miles de accidentes y centenares de inocentes muertos, heridos, lesionados, arruinados.Preguntaba en una importante agencia automotriz sobre precios y equipamiento y, entre las preguntas hechas, estaba la de cuántos airbags o bolsas de aire traía un automóvil.

La respuesta me dejó mudo: “Los vehículos que vienen a Centroamérica no traen airbags. Esos se ponen a petición del cliente o vienen en vehículos de alta gama”.

EE.UU. aprobó su uso en 1978. La Unión Europea lo hizo obligatorio en 2006. Todos los vehículos, independientemente del precio, deben llevar, al menos, airbags delanteros.

Estudios de seguridad demuestran que los airbags reducen el número de víctimas un 50%,
incluyendo muertos y lesionados. ¡50%! Los accidentes de tránsito son la primera causa de muerte en Nicaragua. Los muertos son, en su mayoría, cabezas de familia.

En 2010 acaecieron 23,797 accidentes con 5,120 lesionados y 571 muertos. En 2011 hubo 24,573 accidentes, 5,165 víctimas y 613 muertos. 2012 dejó 26,164 accidentes, 4,830 lesionados y 664 muertos.

La OMS incluye a Nicaragua entre los países pobres con mayores tasas de mortalidad vial. Los costos humanos son terribles. Los económicos, simplemente devastadores.

Según la OMS, los accidentes cuestan a Nicaragua el 1% del PIB. Solo en gastos sanitarios, el Estado gastó, en 2011, 90 millones de dólares

Las cifras son pavorosas. Más que multas y remiendos, urgimos vehículos con airbags. Obligatorios por ley.
Me llamó la atención el hecho de no haber recibido ningún comentario , sobre la inexistencia de bolsas de aire o airbags en los vehículos en Nicaragua, no obstante, las escalofriantes cifras de víctimas que provoca su no uso.

Trataba de dar una voz de alarma, para empezar a crear conciencia social sobre la imperiosa necesidad de que se adopten leyes que hagan obligatoria su instalación.

El silencio lleva a reflexionar sobre la distinta percepción del valor de la vida humana en distintas sociedades, sobre todo entre sociedades opulentas y sociedades pobres.

En la Unión Europea o EE.UU., las leyes obligan a los fabricantes de automotores a incorporar sistemas estrictos de seguridad y castigan drásticamente a los infractores.

Un conductor ebrio que cause una muerte sería condenado a muchos años de cárcel y a pagar indemnizaciones millonarias a sus víctimas. Esos países valoran mucho la vida. Po esa razón las leyes son duras con los culpables.

En Estelí, un conductor borracho mató a cinco personas, cuatro de ellas policías. Aquel gravísimo crimen se solventó con cinco años de cárcel (que no cumplirá) y el pago de cuatro centavos a los deudos. En Nicaragua la vida vale poco, casi nada.

Quizás esa percepción explique la escasa preocupación real por una verdadera política de seguridad vial. Explicaría por qué nuestros legisladores no obligan por ley el uso de airbags. Pero nunca es tarde si la dicha es buena. Pidámoslos.

Augusto Zamora R.* | Opinión

Informate con " "

Radio La Voz del Norte. Todas las noticias en Radio y TV en directo. Siga la actualidad informativa en RVN, en www.radiolavozdelnorte.com

Publicar un comentario

 
Copyright © 2017 RVN
Estelí-Nicaragua RVN © RADIO LA VOZ DEL NORTE . | RVN