LO ULTIMO

 

miércoles, 21 de octubre de 2015

Realizan campaña para repatriar a Nicaragua el cuerpo de una joven norteña que falleció trabajando en España.

Verónica del Carmen Serrano Martínez, una joven de 28 años que hace cuatro años abandonó la ciudad de Somoto para buscarse la vida en España, falleció el pasado martes de un infarto cuando trabajaba en el domicilio de Derio en el que estaba contratada como interna.

Tras conocer la noticia, miembros de la comunidad latina de Bizkaia se movilizaron para intentar recaudar el dinero que les reclamaba la funeraria para repatriar el cadáver. Desde el entorno de Verónica, agradecen la «generosidad» de esta empresa, ya que aplicó «un descuento de mil euros», rebajando a 4.416 el costo de la operación.

Jamileth Méndez, compatriota de la fallecida, jugó un importante papel en la campaña que de inmediato impulsaron para conseguir el dinero. Esta mujer tuvo constancia del fallecimiento a través de Jessy, una amiga en común con la víctima, y el viernes, según explica, varias personas se juntaron en el domicilio de esta chica para cocinar comida típica latina, que vendieron por la noche en la sala Aranzazu.

 El siguiente acto tuvo lugar el sábado. Un grupo de personas sensibilizadas con la causa se echó a la calle para recoger dinero en alcancías con el rostro de Verónica y carteles en los que daban constancia de su objetivo. A esta iniciativa se unieron centros de llamadas y bares de ambiente latinoamericano.

Finalmente, el domingo ocuparon un bar de la villa cedido por una locutora de una radio de música latina de Bilbao, en el que sirvieron comida nuevamente. En conjunto, recaudaron los más de cuatro mil euros precisos para devolver el cuerpo de la inmigrante nicaragüense.

Angy Méndez, amiga de la fallecida «desde siempre» y que lleva seis años en España, apunta que fue una de las primeras personas a quien le comunicaron la noticia. «Últimamente estaba muy agobiada», señala. Ella también trabaja como interna en Portugalete y se le quiebra la voz al recordar el momento en que tuvo conocimiento de la muerte de Verónica. «Hasta que fui al velatorio tenía la esperanza de que fuese una equivocación; antes de entrar, por gestos, una amiga me dio a entender que definitivamente era ella», relata.

La primera persona a la que se le notificó el deceso fue una mujer con la que Verónica compartió piso y donde estuvo empadronada. «Cuando me llamó Miriam para contármelo, le dije con eso no se juega», recuerda emocionada. Angy se puso en contacto con familiares de Verónica en Nicaragua para darles cuenta del suceso. Tampoco la prima de la fallecida, Sara Videa, se ha recuperado aún de la pérdida. «El día antes estuvimos hablando por Facebook», anota.

Jamileth, una de las impulsoras de la colecta, pone en valor el apoyo que han recibido de personas de diferentes países. Desempeñó un papel importante el WhatsApp para correr la voz.  La solidaridad que se ha conseguido con la campaña sin apenas planificación permitió que ya cuenten con  parte del dinero para repatriar el cuerpo de Verónica.

Informate con " "

Radio La Voz del Norte. Todas las noticias en Radio y TV en directo. Siga la actualidad informativa en RVN, en www.radiolavozdelnorte.com

Publicar un comentario

 
Copyright © 2017 RVN
Estelí-Nicaragua RVN © RADIO LA VOZ DEL NORTE . | RVN