LO ULTIMO

 

viernes, 26 de mayo de 2017

18 años de prisión para mujer nicaragüense que mató a su hijo en España.

Un jurado popular declaró culpable a la nicaragüense Odil Cristina Moreira Martínez, de 38 años de edad, quien confesó haber matado a su hijo de cinco años en Valencia, España, para apartarlo de su marido, con quien no mantenía una buena relación y había mostrado intenciones de quedarse con el menor.

Los hechos se remontan al año 2015, cuando la acusada residía junto a su pareja, el valenciano Rafael Roig, de 70 años, y su hijo de cinco años, en una vivienda de la localidad de Almássera.

Rafael Roig había salido por la mañana de su domicilio cuando al volver se encontró con una pesadilla que jamás hubiera podido imaginar. En el dormitorio estaban sobre la cama su mujer, Odil Cristina Moreira Martínez, y su hijo. No había rastros de fuerza. Sólo ellos dos. Tumbados, en silencio, sin poder moverse. Rafael tomó en brazos al niño y salió a la calle pidiendo auxilio a sus vecinos. Su pequeño de sólo cinco años, no tenía pulso ni signos vitales.

Odil, de 37 años, acabó presuntamente con la vida de su hijo y después intentó quitarse la vida con pastillas. Al llegar al dormitorio y encontrarse esta dramática escena, Rafael, de más de 70 años, llamó a la Policía Local.

Al parecer, según relatan los vecinos la mujer había tomado unas pastillas tras haber acabado con la vida de su hijo. El pequeño no sobrevivió, ella sí.

Rafael y Odil eran al parecer un matrimonio que se llevaría teóricamente bien y que era aparentemente normal, salvando la notable diferencia de edad. De hecho, Rafael tiene hijos de enlaces anteriores mayores que su actual mujer.

«No sabíamos que tuvieran problemas. Ahora se está diciendo en el pueblo que ella era un poco depresiva, pero antes de la muerte del nene no se había dicho», afirmó una vecina.

En el juicio la mujer relató que el 23 de mayo de 2015 decidió acabar con la vida de su hijo al que suministró un fármaco para dormirlo y, una vez desvanecido en la cama, lo asfixió con un almohadón, y después ella se realizó una herida en el abdomen con la intención de matarse.

“Mi idea era llevármelo al cielo conmigo”, dijo la mujer en su reconocimiento de los hechos ante un jurado en la Audiencia de Valencia.

Ahora, Odil Moreira enfrentará una pena de 18 años de prisión por un delito de asesinato con la circunstancia agravante de parentesco.

Según el ministerio público, la acusada presentaba antecedentes psiquiátricos patológicos con síntomas ansiosos-depresivos, rasgos de personalidad límite y marcada inestabilidad emocional, pero al momento de cometer el crimen se encontraba en sus plenas facultades mentales.

Informate con " "

Radio La Voz del Norte. Todas las noticias en Radio y TV en directo. Siga la actualidad informativa en RVN, en www.radiolavozdelnorte.com

Publicar un comentario

 
Copyright © 2017 RVN
Estelí-Nicaragua RVN © RADIO LA VOZ DEL NORTE . | RVN