LO ULTIMO

 

LOCALES

INTERNACIONALES

Últimas Noticias

jueves, 21 de junio de 2018

Santos pide a la OEA intervenir en Nicaragua para que frene la violencia.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, instó al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, a que promueva acciones para detener de manera urgente la situación violenta que vive Nicaragua.

"Quiero hacerles un llamado al señor secretario general de la OEA y al Consejo Permanente, que por favor intervengan, por favor discutan, por favor utilicen las herramientas que tienen a su disposición para que ese huracán no siga creciendo y no siga produciendo víctimas", dijo Santos en declaraciones difundidas por la Presidencia de Colombia.

El mandatario añadió que "es una obligación de todos, el respeto por los derechos humanos, el respeto por las libertades, es algo que también nos debe unir".

Las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega se mantienen desde hace 65 días a raíz de unas fallidas reformas a la seguridad social, por lo cual los manifestantes piden su renuncia y denuncian casos de abuso y corrupción, lo que ha derivado en enfrentamientos con agentes policiales y que han dejado hasta ahora unos 222 muertos y decenas de heridos.

Santos también hizo referencia a otro "huracán llamado Venezuela", que debe pasar rápido con la ayuda de la comunidad internacional, según dijo.

"Hay un huracán de categoría cinco que se aposentó en Venezuela, y ahí se quedó, está produciendo víctimas, y Colombia es el país que más está sufriendo: más de un millón de venezolanos han llegado a Colombia, los hemos recibido con los brazos y los corazones abiertos, porque creemos que es nuestra responsabilidad, nuestra obligación, y lo hacemos con gusto", sostuvo.Sin embargo, consideró Santos, "ese huracán tiene que pasar, y ojalá pase rápido".

El Consejo Permanente de la OEA anunció que celebrará 22 de junio una reunión de urgencia para discutir la situación nicaragüense.

miércoles, 20 de junio de 2018

Nicaragua da un paso a favor del diálogo nacional, pero la violencia no cesa.

Nicaragua dio hoy un paso a favor del diálogo nacional después de que el Gobierno de Daniel Ortega invitara a la CIDH, a la ONU y a la Unión Europea (UE) a investigar las cerca de 200 muertes ocurridas durante las protestas antigubernamentales, cuya violencia, sin embargo, no cesa.

El Gobierno envió la invitación a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y a la UE a visitar el país, como fue acordado en la mesa del diálogo el viernes pasado.

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, informó a través de Twitter de que un equipo técnico del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) llegará a Managua el próximo martes.

Explicó que la tarea de ese equipo será acompañar a la Comisión de Verificación y Ciudadanía conformada en la mesa del diálogo y apoyar a la sociedad civil.

Asimismo, dijo que un grupo internacional de investigaciones para Nicaragua, que deberá trabajar 'in loco' para coadyuvar en la investigación de todas las muertes y actos de violencia y la identificación de responsables desde el pasado 18 de abril, se instalará en la primera semana de julio próximo.

El Gobierno también accedió al ingreso de representantes del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, y de una delegación de la UE, como parte de los requisitos para destrabar el diálogo nacional.

"Informamos que nuestra oficina ha recibido la carta del Gobierno otorgándonos acceso al país. Nuestro equipo está coordinando la logística para dicha visita y prontamente informaremos los detalles", indicó la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en América Central en una nota de prensa.

El lunes pasado, la Conferencia Episcopal, mediadora y testigo del diálogo, suspendió las tres mesas de trabajo creadas para superar la crisis debido a que el Gobierno no presentó copias de las cartas de invitación a esos organismos internacionales a visitar el país.

Esas mesas tendrán que discutir la hoja de ruta planteada por los obispos para solucionar la crisis, que incluye la celebración de elecciones el 31 de marzo de 2019, la renuncia de los miembros del Poder Electoral y una nueva ley de partidos políticos, entre otras medidas.

Las partes también conformaron la denominada Comisión de Seguridad y Verificación, integrada por 12 miembros y que se encargará de trazar un plan para levantar las barricadas que mantienen los manifestantes en distintos puntos del país.

El Ejecutivo aseguró que asistirá a la mesa de diálogo, cuando sea nuevamente convocada, y reiteró su propuesta de que sean creadas "comisiones locales de paz" para "frenar la ola terrorista" en Nicaragua.

La Coordinación Universitaria por la Democracia y la Justicia instó al sector privado a decretar un paro nacional por 48 horas, como una medida de protesta a fin de detener la violencia estatal.

Durante la jornada de hoy se dieron brotes de violencia en las ciudades de Masaya, Estelí y Diriamba, que dejaron al menos seis heridos.

Además, hoy el embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, concluyó una visita de dos días en Managua, donde abordó la situación de Nicaragua antes de la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que este viernes abordará el conflicto en este país.

En esa sesión extraordinaria, la CIDH presentará un informe sobre su visita en mayo a Nicaragua y los hallazgos y recomendaciones acerca de la crisis actual.

Nicaragua cumplió hoy 64 días desde que se inició la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Ortega también como presidente, y que ha acabado con la vida de al menos 200 personas.

lunes, 18 de junio de 2018

Nicaragua cumple dos meses de crisis, con 200 muertos.

Nicaragua cumplió hoy dos meses de su crisis más sangrienta desde la década de 1980, que se inició con unas manifestaciones contra una reforma a la seguridad social y que se convirtió en un grito nacional que pide la salida del presidente del país, Daniel Ortega.

Después de 62 días, Nicaragua suma entre 180 y 200 muertos, según cifras de organismos humanitarios, entre ellos seis miembros de una familia que murió calcinada y otros 15 que fueron asesinados a tiros durante la "Madre de todas las marchas", celebrada el 30 de mayo, que dejó además 199 heridos, de acuerdo con cifras del Gobierno nicaragüense.

"Hay un promedio de tres personas diarias que han sido asesinadas en las protestas contra esta dictadura siniestra", dijo Gonzalo Carrión, asesor legal del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), organismo que responsabiliza de estos crímenes al Gobierno con sus fuerzas policiales y parapoliciales.

Según datos del Cenidh, al menos 180 personas han fallecido en las protestas desde el 18 de abril pasado. Otras organizaciones humanitarias ubican en 200 la cantidad de muertos y más de un millar de heridos.

La vicepresidenta del Gobierno, Rosario Murillo, por su lado, atribuyó la crisis que sufre el país a una invasión de "espíritus malignos".

La paz se ha extraviado por "esta invasión de malos sentimientos, invasión de odio que hemos tenido y que tenemos que ver y reconocer como invasión de malignidad, de espíritus que no son positivos, de espíritus malignos que quieren el mal, y quieren que reine el mal en Nicaragua", dijo la también primera dama, conocida por su supuesta afición al esoterismo.

Murillo pidió a Dios "que cese esa mano diabólica" que se mueve en Nicaragua, "y que niega la vida".

Por su lado, el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, condenó la violencia en Nicaragua y denunció que casi todas esas víctimas "lo han sido a manos de fuerzas policiales o de grupos progubernamentales, incluso con la participación de francotiradores".

En tanto, Estados Unidos volvió a condenar la violencia "patrocinada por el Gobierno" en Nicaragua, especialmente un incendio de una casa que también funcionaba como negocio en el que este sábado murieron seis personas en Managua.

"Los ataques y las amenazas contra manifestantes pacíficos y la población general son inaceptables, y deben cesar", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado.

Asimismo, Washington defendió que la convocatoria de elecciones anticipadas en Nicaragua, planteada por los obispos nicaragüenses, puede representar "un camino constructivo" para superar la crisis.

A dos meses de la crisis, Masaya, la ciudad que fue cuna de la revolución sandinista hace cuarenta años y que hoy lidera las revueltas contra Ortega, anunció que se prepara para un autogobierno, después de echar al alcalde, encerrar a los policías en el cuartel y haberse fortificado tras un centenar de barricadas.

Mientras la violencia no cesa, el diálogo nacional con el que se espera superar la crisis, sigue en el limbo.

Este lunes la Conferencia Episcopal, mediadora y testigo del diálogo, suspendió las tres mesas de trabajo creadas para superar la crisis debido a que el Gobierno no presentó copias de las cartas de invitación a organismos internacionales a visitar el país.

En la reanudación del diálogo el pasado viernes, tras una suspensión desde el 23 de mayo, el Ejecutivo aceptó invitar de manera "inmediata" a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Unión Europea (UE) y la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Esto es crucial para lograr que se detenga la represión y el derramamiento de sangre, y que se garantice una investigación independiente y la seguridad de los ciudadanos", indicó la Alianza por la Justicia y la Democracia, que aglutina a los universitarios, empresarios, sociedad civil y campesinos de Nicaragua.

Esa coalición condicionó su permanencia en el diálogo al cumplimiento de los acuerdos alcanzados hasta ahora y aceptados por el Gobierno.

El Ejecutivo aseguró que asistirá este martes a la mesa de diálogo y reiteró su propuesta de que sean creadas "comisiones locales de paz" para "frenar la ola terrorista" en Nicaragua.

Los obispos aclararon en un comunicado que solamente llamarán a las partes si el Ejecutivo cumple con lo acordado, en relación a la invitación a organismos internacionales.

Falleció hombre herido de bala en asalto a cambista en Estelí.

Salvador Zeledón de 72 años y habitante del barrio El rosario, falleció este lunes, días después de que se recuperaba en su casa ,tras haber sido herido de bala el pasado 7 de junio, durante un asalto al cambista esteliano Juan Agustín Espinoza Rocha.

Sujetos armados y con el rostro cubierto abordo de una camioneta asaltaron y sembraron el terror en el centro de la ciudad e hirieron de gravedad al ayudante del cambista don Salvador Zeledón y una joven que realizaban transacciones,en la esquina de la Farmacia Estelí.

Según testigos, en la camioneta Hilux blanca y sin placa, viajaban entre tres a cuatro elementos quienes dejaron abandonado un magazin de AK 47 con proyectiles.

Una cámara de seguridad de un negocio captó el momento cuando los sujetos a bordo de una camioneta doble cabina, marca Hilux de color blanca sin placas, asaltaron y despojaron del dinero al cambista.

El caso sigue sin esclarecer por parte de la policía nacional de Estelí.

SUCESOS

Nacionales

 
Copyright © 2018 RVN
Estelí-Nicaragua RVN © RADIO LA VOZ DEL NORTE . | RVN