LO ULTIMO

 

LOCALES

INTERNACIONALES

Últimas Noticias

domingo, 23 de septiembre de 2018

Al menos un muerto y 5 heridos en medio de una marcha para exigir la liberación de los presos políticos.

La brutal represión del régimen de Daniel Ortega no se detiene. Este domingo, en el marco de la marcha "Somos la voz de los presos políticos", paramilitares y grupos sandinistas atacaron a tiros a los manifestantes, dejando al menos cuatro heridos.

El ataque, según los organizadores, se produjo cuando la marcha avanzaba en el barrio popular Américas 3, ubicado al norte de Managua, cuando simpatizantes del presidente Ortega, apoyados por parapolicías y paramilitares, atacaron a un grupo de civiles que se movilizaba por ese lugar.

Los manifestantes se dispersaron y buscaron refugios en casas vecinas y en la parroquia católica Nuestra Señora de Las Américas, donde sonaron las campanas, según pudo constatar la agencia Efe.

Entre los heridos el joven Matt Andrés Romero resultó con un disparo en el pecho, pero minutos después se rindió a la muerte. En las redes sociales circuló la impactante imagen del momento en que es asistido por los manifestantes.



La marcha empezó bajo una fuerte presencia policial y con consignas a favor de la liberación de los detenidos por protestar contra el Ejecutivo y al grito de "El pueblo unido jamás será vencido".

Los manifestantes, convocados por familias de detenidos, iniciaron la marcha cerca de los semáforos de El Mayoreo, un mercado popular situado al norte de Managua, e improvisaron la ruta debido a la fuerte presencia de agentes antidisturbios que bloquearon algunos accesos.

Un grupo de manifestantes, que se desprendió de la marcha, intentó burlar el cordón policial para seguir por el rumbo inicialmente previsto y fueron repelidos por agentes antidisturbios con bombas lacrimógenas, antes de ser dispersada por los disparos.

"Pueblo, unete", "Patria libre o vivir", "Qué vivan los estudiantes", "No tenemos miedo", "¡Qué se rinda tu madre!", gritaban, entre otros, los manifestantes que piden la libertad de los considerados "reos políticos" arrestados por protestar contra Ortega, en medio de la crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos desde abril pasado.

Los manifestantes, ataviados con pancartas y banderas de Nicaragua, y algunos vestidos con trajes de folclore, cantaban música nacional y consignas a favor de la patria y de la libertad, y también repetían consignas "Abajo la dictadura" de Ortega y "Ni un paso atrás", antes de los balazos.

Nicaragua vive una crisis social y política que ha generado varias protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y un saldo de entre 322 y 481 muertos, según organismos de Derechos Humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifró este sábado en 199 los fallecidos.

sábado, 22 de septiembre de 2018

Ortega advierte a empresarios no sumarse a más paros,porque economía está herida.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, pidió hoy a los empresarios no volver a sumarse a un paro nacional porque la economía se encuentra "seriamente herida", debido a la crisis sociopolítica que atraviesa el país y que ha dejado cientos de muertos desde abril pasado.

Durante un acto partidario, el mandatario anunció que enviará a policías para resguardar los negocios que abran sus puertas ante un nuevo paro nacional, porque, de acuerdo con Ortega, las empresas alegan que cierran por razones de seguridad al recibir amenazas que quemarán sus locales.

"Vamos a mandar a la policía para que (los negocios) mantengan las puertas abiertas, para que eso (presencia policial) les de la seguridad que nadie les va a quemar el negocio", señaló.

El pasado 7 de septiembre, los nicaragüenses realizaron el tercer paro nacional contra el Gobierno desde que se inició en abril pasado la crisis sociopolítica.

A juicio de Ortega, los empresarios "inventan" las amenazas contra sus negocios para justificar su cierre y así sumarse a los paros nacionales, por lo que, según dijo, les tomará la palabra y enviará policías.

"Si están queriendo jugar ahora al terrorismo económico, entonces le vamos a ayudar a mantener abiertos los negocios", aseveró.

Según el mandatario, los empresarios "están con el mismo jueguito" que cuando la oposición bloqueó las vías en diferentes municipios de Nicaragua, entre mayo y julio, y que fueron removidos a la fuerza por el Gobierno.

"Todo tiene su límite y los tranques (bloqueo de vías) tuvieron su límite. Ahora se han metido a jugar con la economía y jugar con la economía es jugar con fuego y eso tiene su limite", advirtió.

Ortega instó a los empresarios a reflexionar y a no seguir con ese "jueguito" de no abrir los negocios bajo el argumento de que han sido amenazados.

"El llamado que les hago es a la responsabilidad, a no seguir jugando, a no salir con ese cuento que cerraron porque los amenazaron", abogó.

Asimismo, Ortega instó al sector privado a hacer un esfuerzo para reactivar la economía, "independientemente de las amenazas que existen de parte del yanqui", en referencia a Estados Unidos donde se promueve una Ley, conocida como Nica Act, que congelaría los préstamos a Nicaragua hasta que ese país celebre unas elecciones libres.

Ortega reconoció que la economía nicaragüense se encuentra "seriamente herida" y responsabilizó del mismo a "los golpistas", término que el Ejecutivo utiliza a los que se manifiestan contra el Gobierno.

Además, reafirmó que no anticipará las elecciones previstas para noviembre de 2021, como lo han planteado diferentes actores para salir de la crisis, porque "es a través de los votos que se cambian gobiernos en Nicaragua, y no por un golpe" de Estado.

El Banco Central redujo de un 4,5 al 1 por ciento su previsión de crecimiento de la economía este año como resultado de la crisis sociopolítica.

Nicaragua vive una crisis social y política que ha generado varias protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y un saldo de entre 322 y 481 muertos, según organismos de Derechos Humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifró este sábado en 199 los fallecidos.

Nicaragua y Venezuela, temas dominantes en Asamblea de la ONU

Más de 300 muertos en Nicaragua. Miles de venezolanos huyendo hacia el sur. Un tambaleante proceso de paz colombiano.

Latinoamérica encara momentos difíciles que se debatirán la semana que viene durante la reunión anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas, precisamente en un momento en que varios países de la región mantienen roces con la organización.

Durante la cita global en Nueva York no se espera que se solucionen grandes problemas, pero sí que se fomente el debate sobre los temas más candentes de la región.

“Definitivamente habrá discusiones sobre Nicaragua, sobre Venezuela y su crisis democrática y migratoria y creo que también hay preocupación sobre el proceso de paz en Colombia, que tiene repercusiones para Ecuador y otros”, dijo Geoff Thale, de la Washington Office on Latin America, una organización que promueve la defensa de los derechos humanos en el hemisferio.

Agregó que “creo que será una Asamblea General interesante y que será interesante ver cómo el mundo reacciona a discursos como el de (el presidente de Nicaragua Daniel) Ortega, si viene, y, si viene, el de (el presidente venezolano Nicolás) Maduro”.

Más que en la propia Asamblea será en las reuniones privadas entre altos mandatarios donde se abordarán los asuntos importantes. De hecho, se espera que haya un encuentro entre los cancilleres de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay y Perú para firmar una carta con el objetivo de denunciar a Maduro ante la fiscalía de la Corte Penal Internacional por violación de los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad.

Venezuela vive una compleja crisis económica y social. Más de 1,6 millón de venezolanos han salido de su país desde inicios de 2015 y 90% de ellos se han quedado en Sudamérica, según cifras de Naciones Unidas. La mayoría se ha refugiado en Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. En algunos de estos países ya ha habido roces entre la población local y los venezolanos recién llegados.

“Es un tema inevitable a nivel regional porque Venezuela obviamente es un problema muy complicado para toda la región”, dijo el experto. “Hay que ver cómo responder a la situación política y también cómo abordar el tema de refugiados en Colombia y otros países”.

Maduro no ha confirmado si acudirá a la cita. Su gobierno rechazó este año un informe de la oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU en el que se criticaba la situación de los derechos humanos en ese país. La situación de Nicaragua también generará cierta expectación la semana que viene: quizás Ortega hable en la Asamblea, algo que no ha hecho en los 11 años que lleva en el poder.

Crisis en Nicaragua


Más de 300 personas han muerto en el país centroamericano desde mediados de abril, cuando jubilados y estudiantes salieron a las calles para protestar contra los recortes en la Seguridad Social decretados por Ortega.

El gobierno nicaragüense ha sido acusado por la ONU de abusar de la fuerza y torturar a manifestantes. Como respuesta, Ortega expulsó del país al representante del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y su equipo de trabajo.

El presidente nicaragüense se expondría a que le recuerden eso en la sede de Naciones Unidas.

“Es un poco contradictorio, pero no se trata de ir a la ONU a hablar. Se trata de usar la Asamblea General como su propia plataforma”, opinó Thale.

Ortega dijo recientemente que si va a Nueva York le gustaría reunirse con el presidente estadounidense Donald Trump, pero la Casa Blanca no ha confirmado ningún encuentro entre ambos. Un grupo de opositores nicaragüenses planean manifestarse frente a la ONU la tarde en que Nicaragua hable.

Al igual que Nicaragua, Guatemala también se lleva mal con la ONU.

El presidente Jimmy Morales no permite el ingreso a su país del abogado Iván Velásquez, líder de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un organismo de Naciones Unidas. La comisión investigaba el supuesto financiamiento ilegal de campaña electoral de Morales.

Siguen las capturas por terrorismo en Nicaragua.

La Policía de Nicaragua presentó hoy a tres hombres como sospechosos del delito de terrorismo, en medio de la crisis sociopolítica que ha dejado centenares de muertos en protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega.

Gerald Enrique Lovo Cuadra, Darling Roberto Espinoza y Tomás Ernesto Vega fueron presentados a través de medios del Gobierno como "terroristas", por la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).

Según la información oficial, Lovo se dedicó a actos de terrorismo, asesinato, torturas, crimen organizado, secuestro, asalto, violación y lesiones, en el departamento (provincia) de Carazo, en la zona Pacífico de Nicaragua.

Espinoza y Vega realizaban delitos similares en Managua, y el segundo fue señalado adicionalmente por participar "en las marchas de los autoconvocados", que protestan contra Ortega desde abril pasado.

Más de 200 personas guardan prisión en Nicaragua, por delitos similares, según datos del Ministerio de Gobernación.

Las organizaciones humanitarias sostienen que varios de los acusados por "terrorismo" desde el mes de abril son en realidad "presos políticos", capturados por participar en manifestaciones contra el Gobierno.

Dichas organizaciones calculan que en Nicaragua hay al menos 309 "presos políticos".

La crisis en Nicaragua ha dejado un saldo de entre 322 y 481 muertos, según organismos de Derechos Humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 198 los fallecidos.EFE

Encuentran cuerpo sin vida de hombre en Estelí.

Después de haber sido presuntamente agredido, Marlon Alvino Carrasco Blandón, de 32 años de edad fue encontrado muerto hoy en el solar de una vivienda ubicada en la parte sur del campo deportivo del barrio Rubén Darío de la ciudad de Estelí.

Supuestamente la víctima fue agredida en su casa de habitación, situada de la cancha multiusos, 2 cuadras al este en el sector de El Paraíso y muere en el lugar donde fue encontrado.

Socorristas de la Cruz Roja de Estelí llegaron al lugar, pero no pudieron hacer nada porque Marlon Carrasco Blandón, quien laboraba como albañil, ya estaba muerto.

Otros vecinos del lugar que prefirieron el anonimato dijeron que Carrasco, quien trabajaba como albañil y vivía en el barrio El Paraíso, se apareció gritando que unos hombres lo iban siguiendo y que lo habían golpeado, pero no observaron a nadie.

Según otros testigos Carrasco Blandón estaba en su casa cuando supuestamente fue agredido por unos hombres desconocidos, pero su madre, Milena del Carmen Rizo Blandón desconoce si su hijo tenía enemistades. Según ella, este 21 de septiembre no tomó licor y quedó solo en la casa donde habitaba. Rizo Blandón expresó que en horas avanzadas de la tarde se dirigió a un oficio religioso, sin sospechar que su hijo ya estaba muerto.

La policía investiga las causas de la muerte para esclarecer el caso y determinará si hubo o no mano criminal.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Almagro: Son claras las conexiones criminales del gobierno de Venezuela.

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), indicó el miércoles que está claro el vínculo de los funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro con el narcotráfico y hechos de corrupción.

“Son muy claras las conexiones criminales de la dictadura venezolana, ya lo hemos señalado: la familia del presidente del presidente presa en Nueva York por narcotráfico, el vicepresidente con cientos de millones de dólares congelados en Estados Unidos por narcotráfico, el ministro del Interior sancionado en Estados Unidos por narcotráfico”, dijo Almagro en una entrevista en CNN en español.

Señaló que las variantes de criminalidad del gobierno de Maduro son inaceptables. El secretario de la OEA indicó que los derechos humanitarios de los venezolanos tienen prioridad sobre todas las cosas.

“Nos referimos a los derechos del pueblo venezolano en una dimensión humanitaria y eso es lo que tiene prioridad sobre todas las cosas”, indicó.

La tortura en Venezuela se hace con gerenciamiento cubano

El secretario General de la OEA, Luis Almagro, dijo a CNN que la intervención cubana en Venezuela es para quedarse con petróleo. Para Almagro Cuba se ha quedado durante los últimos 10 años con petróleo que le pertenece al pueblo venezolano, algo que considera inadmisible


Las acciones diplomáticas quedan en primer lugar para el secretario general de la OEA, Luis Almagro, pero no descarta que pueda haber una intervención militar en Venezuela, manifestó en una rueda de prensa la semana pasada durante su visita a Colombia. Sin embargo, la declaración ha despertado dudas sobre la postura de Almagro frente a la intervención.

Venezuela, atrapada por la violencia

La organización humanitaria Amnistía Internacional ha advertido en un informe emitido este jueves (20.09.2018) que Venezuela "parece estar atrapada y sin salida" en una realidad de violencia solo superada en el mundo por Siria y con más 8.000 ejecuciones extrajudiciales en los últimos años. El Estado venezolano tiene "responsabilidad en la violación del derecho a la vida y a la integridad personal de miles de víctimas. No solo no garantiza la vida y seguridad en un contexto de inseguridad, sino que implementa medidas represivas con lógica bélica para supuestamente abordar la delincuencia", afirma AI en su documento "Esto no es vida. Seguridad ciudadana y derecho a la vida en Venezuela", presentado a la prensa en Buenos Aires.

En el informe, la organización internacional resalta que, como resultado "contundente" de políticas públicas "represivas", entre 2015 y junio de 2017 fueron cometidas "más de 8.200 ejecuciones extrajudiciales" en Venezuela. En ese sentido, mencionó que el Estado venezolano utilizó en los últimos años "la fuerza de forma intencionalmente letal en contra de la población más vulnerable y excluida socialmente". La gran mayoría de las víctimas de la violencia institucional son hombres jóvenes de entre 15 y 44 años de edad, padres de niñas y niños pequeños, pobladores de zonas con altos índices de pobreza y asesinados con armas de fuego durante operativos de seguridad. "El número de homicidios en Venezuela es superior a los que tienen países en guerra. Existe en una política de gatillo fácil", afirmó Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España, en una rueda de prensa. Amnistía destaca que, según el testimonio de familiares recibidos en ocasión del informe, "las víctimas se encontraban arrodilladas o acostadas" al momento de ser baleadas, generalmente en el pecho, el cuello o la cabeza.

Violencia solo por detrás de Siria

La organización humanitaria sostiene que, en ese contexto de violencia, "la población en Venezuela parece estar atrapada y sin salida". Esta situación, entre otras "violaciones a los derechos humanos", ha provocado el desplazamiento de más de 1.600.000 de venezolanos desde 2015, mayoritariamente a países de Sudamérica. "La violencia una de las causas por las que los venezolanos han dejado forzosamente el país en los últimos años", ha dicho a la prensa Mariana Fontoura Marques, directora de Política y Justicia Internacional de Amnistía Internacional Argentina.

Además, el estado de violencia pone a Venezuela en un "alarmante" segundo lugar a nivel mundial, después de Siria, que desde hace siete años vive un conflicto bélico que causó 6,2 millones de desplazados y más de 500.000 muertos. En Venezuela, la tasa de homicidios se encuentra desde 2002 en crecimiento y en 2017 llegó a 89 por cada 100.000 habitantes, un número superior a países latinoamericanos como El Salvador, México y Brasil, al que triplica en sus estadísticas. AI recomienda al Gobierno de Maduro poner en vigencia "con urgencia" un programa nacional para reducir los homicidios y regular el uso proporcional y diferenciado de la fuerza y las armas, "en pleno respeto de las normas y estándares del derecho internacional de los derechos humanos".

MS (dpa/rvn/efe)

Nicaragua perderá 400 millones de dólares en turismo .

Unos 600.000 turistas dejaron de visitar el país por la crisis que ya dejó 400 muertos. Las empresas del sector exigen a Ortega la desaparición de las fuerzas paramilitares, el cese de operaciones policiales con potencial violento y un acuerdo nacional serio para construir una verdadera estabilidad.

Nicaragua dejará de percibir unos 400 millones de dólares en ingresos por turismo, debido a la crisis sociopolítica que atraviesa desde abril pasado y que ha dejado cientos de muertos en protestas contra el Gobierno, informó hoy la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

“Dejaremos de percibir 400 millones de dólares, en comparación con el año pasado”, dijo en rueda de prensa la presidenta de Canatur, Lucy Valenti.

El turismo internacional dejó a Nicaragua ingresos por valor de 700 millones de dólares en 2017, un 9 por ciento más que en 2016, según cifras oficiales.

El Gobierno esperaba captar 924 millones de dólares en ingresos por turismo este año, sin embargo, es probable que apenas logre acumular 693 millones de dólares, de acuerdo con las proyecciones del Banco Central de Nicaragua en julio pasado.

En tanto, Canatur proyectaba alcanzar los 1.000 millones de dólares en ingresos por turismo en 2018.

Según un diagnóstico del Centro de Desarrollo Empresarial de Canatur, unos 600.000 turistas no vendrán al país “si persisten las condiciones inseguras”, dijo Valenti.

“El retroceso en visitación será de cuatro años. Será imposible llegar a la meta de dos millones de visitantes”, agregó.

Según ese estudio, el 83 por ciento de las empresas han reducido sus servicios a menos del 30 por ciento, y el 87 por ciento de ubica en un estatus de “activo en sobrevivencia”.

Además, desde el estallido social del 18 de abril pasado, se registran más de 60.000 despidos y hay 16.000 en relación laboral parcial porque los empresarios evitan el colapso, según la titular de Canatur.

La ejecutiva advirtió que el 6 por ciento de las empresas turísticas del país registran pérdidas por más de 12 millones de dólares. “Estimamos la pérdida nacional arriba de los 200 millones de dólares en cuatro meses de crisis”, puntualizó.

Asimismo, alertó, en base al estudio, que el 70 por ciento de las empresas gestionan sus deudas con elevada responsabilidad, mientras un 30 por ciento ha entrado en crisis con sus acreedores.

Por otro lado, un 91 por ciento de las empresas del sector turismo considera indispensable la superación de la crisis para restaurar el turismo, que incluya la desaparición de las fuerzas paramilitares, el cese de operaciones policiales con potencial violento y un acuerdo nacional serio para construir una verdadera estabilidad.

El Banco Central redujo de un 4,5 al 1 por ciento su previsión de crecimiento de la economía este año como resultado de la crisis sociopolítica.

Nicaragua vive una crisis social y política que ha generado varias protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y un saldo de entre 322 y 481 muertos, según organismos de Derechos Humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 198 los fallecidos. EFE

SUCESOS

Nacionales

 
Copyright © 2018 RVN
Estelí-Nicaragua RVN © RADIO LA VOZ DEL NORTE . | RVN