Obispo Báez compara Nicaragua con Cristo y asegura que "resucitará"

El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio Báez, comparó este domingo a su natal Nicaragua con Cristo, por la crisis que atraviesa, y afirmó que el país "resucitará".

"Un pueblo crucificado resucita siempre, sólo les pido, no dejen que nadie les quite la esperanza, Nicaragua tiene que resucitar como resucitó el crucificado del Calvario", dijo Báez, en una misa oficiada en las afueras de Managua, sólo cuatro días después de anunciar su partida hacia el Vaticano.

En la misa el obispo, comparó la corrupción, falta de justicia y avaricia de los poderosos de la época de Jesús, con el Gobierno del presidente Daniel Ortega, al que organismos defensores de los derechos humanos nacionales e internacionales responsabilizan por la muerte de cientos de opositores en los últimos 12 meses.

Báez tuvo palabras para quienes rechazan el Gobierno de Ortega.

A los primero les pidió que "lleven su fe en Cristo íntimamente, con profundidad, con toda la seriedad que existe", y los llamó a que mantengan sus manifestaciones de la manera en que lo han hecho hasta ahora, "sin dejarse nunca llevar por la violencia".

También los exhortó a no dejar "que nunca la tristeza oscurezca su corazón", y a "no negociar la libertad ni la dignidad del ser humano, sin ambicionar ni ser idólatras de nada ni de nadie".

Según el obispo, Nicaragua "resucitará un día para ser una sociedad basada en la justicia de la que brota la paz verdadera, en la que no sea delito pensar distinto, en la que todos podamos poner nuestras ideas y nuestros bienes materiales más allá del egoísmo al servicio de todos".

El mensaje causó emoción en la audiencia, que interrumpió sus palabras con ovaciones.

Obispo Báez llama a "no ser indiferentes frente a las víctimas" en Nicaragua

"Nosotros, que creemos en el crucificado (Jesucristo), no podemos olvidar, ni ser indiferentes frente a las víctimas crucificadas de hoy, frente a los presos políticos, frente a los que todavía se ocultan temerosos", dijo Báez.

El llamado de Báez también fue para no olvidar ni ser indiferentes "frente a las madres que lloran a quienes fueron asesinados por la represión, frente a un pueblo que no se le deja de seguir, frente a una sociedad que se encamina al despeñadero".

"Hoy contemplamos a Cristo en nuestro pueblo, y lo contemplamos para proclamar que Dios está de parte de la víctima, no del verdugo, que está de parte del último, del empobrecido, del manipulado ideológicamente, del que sufre desconsolado, del que no tiene esperanza, del martirizado todavía hoy", sostuvo.

Báez, un conocido crítico de Ortega que en 2018 fue objeto de un complot para asesinarlo, deberá abandonar Nicaragua después de la pascua para trabajar en el Vaticano junto al papa Francisco.

"Yo dentro de pocos días me voy a ir de Nicaragua porque me han pedido que me fuera, he dicho que me duele, me duele porque mi pueblo queda crucificado", dijo Báez, ante una multitud en una parroquia de las afueras de Managua.

El obispo ya había adelantado su salida de Nicaragua el pasado miércoles, en una conferencia de prensa en la que también confirmó que en 2018 fue objeto de un plan para asesinarlo, en medio de la crisis social y política local.

En la conferencia, Báez afirmó que fue el propio papa Francisco el que le comunicó, en el Vaticano, que tendrá que abandonar Nicaragua y partir hacia Roma después de la pascua.

Fue la primera vez que el religioso habló de su partida directamente frente a sus fieles, quienes llegaron en masa a la parroquia Santo Cristo de Esquipulas, en el sureste de Managua, para mostrarle su apoyo.

La partida de Báez es vista en Nicaragua como un "exilio forzado", que es celebrado por los seguidores de Ortega.

El obispo, quien salvó la vida de cientos de jóvenes universitarios en la etapa más cruel de la crisis sociopolítica de Nicaragua, entre abril y julio de 2018, fue ampliamente aclamado durante la misa que presidió.

"¡Silvio amigo, el pueblo está contigo!", gritaron los fieles católicos, en ovaciones que se extendían por varios minutos.

Como miembro de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Báez participó como mediador del primer diálogo entre el Gobierno y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, entre mayo y julio pasado, que culminó con el abandono unilateral de Ortega, quien acusó a los obispos de apoyar un supuesto golpe de Estado fallido.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por crímenes de "lesa humanidad".

La Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, por rompimiento del orden constitucional, que de ejecutarse suspendería a Nicaragua del organismo continental.EFE
Obispo Báez compara Nicaragua con Cristo y asegura que "resucitará" Obispo Báez compara Nicaragua con Cristo y asegura que "resucitará" Reviewed by RVN on 4/14/2019 04:38:00 p. m. Rating: 5

No hay comentarios